Jouer avec l’éponge bug

9 fotos tomadas en Beaubourg para hacer este gif animado.

Hoy me apetece pasear entre artesanos, hay una variedad de ellos a los que podríamos llamar:

Artesanos callejeros
Y hay un lugar en París en el que de vez en cuando estos artesanos se instalan durante unas cuantas horas, la Place Georges-Pompidou, a la que algunos llaman la piazza Beaubourg, o directamente la Piazza, otros l’esplanade Beaubourg o aun le parvis Beaubourg, 4ème arrondissement.
Veo que hay artesanos del cuero que ofrecen pulseras, anillos, collares, cordones trenzados, algunos entremezclados con cuentas o pequeños detalles de plata, de plata trata la artesanía del artesano de al lado, bonitos broches, pendientes, aros y pequeñas figuras, tampoco falta el artesano de la Coca-Cola, sí exacto, ese que con unas tijeras, sus manos y alguna que otra lata te monta en un rato un bólido de carreras o un cenicero, al lado suyo una chica se emplea en hacer, nudo tras nudo, una pulsera de hilos multicolores que en cuánto quede terminada reposará junto a las que tiene encima de una pequeña mesa, no falta el que ofrece tallas en madera de las que siempre me llamaron la atención las realizadas en esa madera negra que no creo que sea exclusivamente ébano, o tal vez sí, alguna artesana textil con pañuelos con flecos, sin flecos, lisos o estampados, fulares preciosos y alguna otra prenda, un perro llama mi atención, preparó la cámara y entretanto enfoco la vieja artesana dueña del chien se interpone entre él y yo y me lanza una mirada desafiante antes de darme la espalda, me quedo sin foto del can ante la defensa a ultranza que la mujer ejerce sobre el derecho a la imagen del dicho chien, pero un poco más allá encuentro a alguien dispuesto a dejarse retratar, un artesano cuyo producto me resulta interesante, nunca los había visto hasta ahora (ni al artesano ni a su producto), el hombre vende esponjas, en serio, esponjas en forma de cubo (como el de rubik, pero de un sólo color y sin piezas móviles), piramidales, en forma de prisma hexagonal, en realidad sí que son algo móviles, con un rápido movimiento de la mano aparece desde dentro del cubo un dragón, que tiene en varios colores pero a mí me ha gustado especialmente el amarillo, soy de colores chillones, tal vez por el daltonismo que me confunde, de otro cubo puede aparecer un perro o un sol o una estrella o un anillo en forma de flor o puede que un conejo, de la pirámide surge un robot o una araña del prisma hexagonal, el artesano se llama Yuris Lesnik, resulta amable y dispuesto a explicar cómo se crean estos bichos ocultos en esponjas, si os interesa podéis verlos en http://www.morphopolis.tv, antes de continuar o de acabar hay que dejar claro que no cobro nada por hablar de este señor, me ha gustado su ingenio y sus ingenios y sí, hemos acabado comprándole 2 bichos, un dragón y un chien.

Anuncios

Aquí puedes publicar tu opinión, gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s